29 may. 2011

"LA CASA GRANDE"

Mi niño preferido
                                                                             
Hoy quiero mostraros algunos rincocitos de mi casa de campo. Está ubicada en una aldea entre viñedos.
Su aspecto exterior deja mucho que desear pero nadie diría que detrás de esos muros descamados por la erosión del tiempo vive una familia feliz junto a los recuerdos y pertenencias de los que en tiempos pasados, la habilitaron y ahora forman parte de nosotros.
La casa data de 1830 y se construyó como vivienda residencial con bodega en su sótano para su explotación agraria.
Cuando la compramos, estaba en total abandono y hemos trabajado mucho en ella, pero poco a poco, hemos logrado retomarla.
"La Casa Grande" como la conocen por  ésta zona, es ahora nuestra residencia de descanso, a la vez que lugar de trabajo. He utilizado varias de sus estancias para mi atelier de trabajo profesional.
Hay un gran espacio para la restauración de muebles, que los clientes y amigos me traen. El antiguo salón principal, lo he preparado para las enmarcaciones de cuadros, pintar, diseñar y confeccionar mis ángeles de colección -ya os los mostraré- El sótano/bodega, ahora es el almacén de todo lo que he acumulado a lo largo de los años. Sin más preámbulos, paso a mostraros algunas imágenes. Espero que os guste.



Pasillo. Características: 9mts.x2mtx
Su tamaño nos ha permitido, instalar en él la biblioteca
  
Me encanta su papel pintado en tonos ocres y dibujos de cuentos antiguos


Detalle decorativo
 
 

Casa de muñecas hecha por nosotros -lleva 10 años sin terminar-


Acceso al dormitorio de juegos

 
Dormitorio infantil para los niños invitados
En muchas ocasiones, en ésta habitación se juntas seis niñas a pasar la noche y hablar de sus cosas



Detalle cocina
El fregadero tuvimos que decaparlo  por la  cantidad de pintura que había acumulado
En el estante superior: juego de tarros antiguo



Consola situada en el baño. Soporte para velas ¿apetece un baño?
  
Un buen lugar para relajarse y escribir en los pocos ratos libres
En otra ocasión os enseño más. No quiero cansaros con mis sentimalismos. Pero garantizo que la "Casa grande" da para mucho.
                                                                                                                                                                                                                                                     





No hay comentarios:

Publicar un comentario