21 nov. 2011

DECORAR CON CINCA CARROCERA



La cinta carrocera, por si alguno no lo sabe, es un elemento indispensable para los pintores de brocha gorda. Lo utilizan para proteger las zonas que no desean que se manchen o para no pintar. Se trata de un sencillo material protector que se pega a cualquier superficie y relativamente económico si no se necesita en grandes cantidades.
En el pasado certamen de FIMI -Feria Moda Infantil-, del mes de julio, me encargaron las conferencias que más interés despiertan entre los miles de visitantes: "Escaparatismo". Me llena de satisfacción ver como cada año se llena el aula y los asistentes son muy participativos.
Al mismo tiempo, me encargaron la estructura del espacio-aula-exposición del calzado. En mi otro blog, dedicado a la imagen de empresa-comercio: www.unamoscaenmiescaparate.blogspot.com
podréis ver más al respecto. Pero es aquí donde quiero mostraros como trabajar con unos materiales tan sencillos y humildes como son la cinta carrocera y unas simples cajas de cartón formando un stand diferente y que a todos los asistentes les resultó curioso.
No os voy a engañar, a la mayoría de los interioristas, nos gusta trabajar con buenos materiales, por su calidad o diseño. No obstante, siempre se nos ofrecen retos , y son éstos los que nos superan día a día en creatividad. Os presento una pequeña muestra de lo que pudimos hacer.



Una vez tuve las trescientas cajas en mi estudio-taller, para ubicarme e inspirarme en el espacio en el cual debía trabajar, pensé en pintarlas todas de negro salvando zonas con la cinta carrocera. Mi idea era crear un bosque de hojas y ramas que al pintar las cajas, éstas se me quedasen sin pintar y con el fondo del cartón natural. Me gustaba la idea. No me preguntéis cómo se me ocurrió, pero una vez empecé a trabajar con la cinta, se me fue llendo la mano al tiempo que la imaginación. Me gustó tanto el resultado que decidí no pintar las cajas. No se a vosotros que os parece, a mí me sorprendió el resultado y recibí muchas felicitaciones de los mismos expositores allí presentes. Uno de los trabajos más curiosos e inspiradores que he realizado. Os presento una muestra.


Las pilas de cajas simplemente dejadas caer, debían servir al tiempo de stand y de espacio expositor para el calzado. Del mismo modo que en ellas mismas fui poniendo ejemplos de como trabajar un sencillo espacio como si de un escaparate de tienda se tratase.
Conseguimos un espacio de lo más polivalente: stand, tienda, taller, escaparates y aula formativa.
Igual ahora, después de ver las imágenes, os lo pensáis dos veces antes de desechar una caja, jeje.

Bola de pétalos perfumados realizada a mano. Cada pétalo está sellado uno a uno. Un trabajo muy laborioso y agradable de sentir. Las  bolas las realizo de todos los tamaños, colores y perfumes. Un placer para los sentidos.

Detalle de un escaparate dedicado al calzado, donde el propio calzado es la decoración. Las manoletinas artísticas son el apoyo decorativo de las sandalias de niña.
Aprovecho para comentaros que las manoletinas están a la venta. Me encantan como adornos navideños para el árbol o para decorar en cualquier rincón.


Detalle decorativo de las manoletinas, trabajadas con puntillas y bisutería. Como veréis, todo lo guardo: un collar roto, un pendiente suelto, una pieza de ornamentación, perlas, botones... todo me sirve. Mi estudio-taller parece el baúl de la Concha Piquer, jaja.


Detalle de un escaparate realizado en caja de cartón. Fondo trabajado a modo de universo estrellado con técnica de estuco veneciano.



Detalle de la exposición: "Haciendo camino", slogan que utilizamos para potenciar el calzado infantil.
En el primer plano que veis no estaba tratado el producto a modo de escaparate, era tan sólo una exposición mediante la cual queríamos resaltar lo que es trabajar con técnicas de escaparatismo.



Detalle de una de las ramas trabajadas con la cinta. Esta decoración estaba acompañada con jaulas metálicas que encerraban el producto. Las podréis ver el el otro blog, en un post dedicado a FIMI.

Detalles de las flores de la arboleda. No hay dos iguales, las fui improvisando. He de reconocer que me llegaron a crear adicción. Ahora estoy como loca por seguir trabajando con este material, ya se me ocurrirá algo, jeje.
Espero no haberos cansado con tanto comentario y deseo que os haya gustado. No obstante, ya se sabe, una imagen  no siempre supera la realidad.










6 comentarios:

  1. Me encanta Pilar!! enhorabuena por la Idea. es sencillamente genial!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Neli,guapa, ya veo que me tienes controlada jaja. Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  3. me he quedado estupefacta....!!!! brotes de imaginación a raudales . PILAR ERES GENIAL!!!!

    ResponderEliminar
  4. Sandra, no había visto tu comentario, disculpa, gracias nuevamente por tus comentarios. Tu sigueme y ya veras jeje.

    ResponderEliminar
  5. Pilar me gusta muchisimo el resultado, mira que yo ando todo el dia con la cinta de carrocero y nunca se me ocurrio utilizarla como decoración, siempre escondida... Me han encantado las flores!

    ResponderEliminar
  6. Precioso Pilar, como siempre me enseñas mucho!!

    ResponderEliminar