5 dic. 2011

NAVIDAD EN MI CASA





Bienvenidos a mi casa. Siempre aprovecho este puente de diciembre para organizar toda la decoración. En casa nos gusta montar el árbol la tarde de noche buena, toda una fiesta para mis hijas. Aquí podéis ver el que pusimos el año pasado y que está guardado en su caja a la espera del día venticuatro.


¡Un árbol negro! No es lo habitual, pero todo parece lucir mucho más en él. Lo decoramos cada año de un modo diferente. Aquí lo véis con bolas fuxias de terciopelo, boa del mismo tono y muñecas de fieltro en gris. Como podéis ver, los ángeles que tenemos colgados son de papel. Le hice una foto a uno de los ángeles que suelo vestir y lo convertí en postales para felicitar las fiestas a los amigos y clientes. Me gustó la idea de que formasen parte del árbol.



Uno de los rincones de casa. Tengo estos ángeles hace años, los compré para decorar un escaparate y luego han tenido muchos trabajo formando parte del interiorismo de la tienda. Este año los tenemos en casa, les he colgado una boa de plumas en tonos púrpura para que estén más abrigaditos.



Me encanta colgar detalles en las puertas o en los  pomos de los armarios.Como ya os mostré en otro post, las zapatillas que realicé para la feria las voy a colgar en la puerta de entrada para sustituir la corona, así le daremos un toque diferente. El nacimiento lo he vestido al igual que hago con los ángeles.




Detalle decorativo en la cocina. Lo colgué el año pasado y me gustó tanto que aún no lo he quitado, jeje. Me ha resultado muy práctico, un trabajo menos.



El baño se viste de fiesta aunque la consola suelo tenerla así todo el año, la restauré no hace mucho, estaba llena de capas de pintura, una pena pues es de roble. Me falta darle el toque final, un día de estos lo hago -ya no se de dónde sacar el tiempo-. La he convertido en un mueble candelabro. Es estupendo preparar la bañera, un poco de música y todas las velas encendidas derritiéndose por el mueble. Veréis que ésta protegido con un cristal.
Por otro lado, tengo una bandeja de jabones de glicerina perfumados envueltos en unos paquetes preciosos, perfumes de hogar y más velas. En estas fechas mi casa parece un hotel, por lo que me gusta decorarlo como si lo fuese. Compré la casa con la intención de montar un hotel rural;  no hemos seguido con el proyecto, nos gusta tanto que no la queremos compartir, pero mantenemos los detalles como si lo fuese. Los amigos disfrutan como si estuviesen en un hotel y no les cuesta un céntimo, ¡menudo negocio hemos hecho! jeje.



Un detalle del mueble alacena-vitrina para la vajilla- y... más velas, me encantan.



Pequeños detalles repartidos por la casa.



Soy una romántica y me gusta escuchar la música en el tocadiscos que recuperé de ya ni me acuerdo dónde. Hace años que lo tengo, pero de verdad que no me acuerdo cómo lo conseguí. Mientras preparo las cenas familiares con toda la pandilla de amigos participando en el evento, escuchamos a Pavarottí a todo volumen y nos ponemos a cantar. Los vecinos no se quejan, vivimos en una aldea de pocos habitantes y la casa es tan grande que aunque necesitásemos auxilio, no nos oiría nadie.
El año pasado nos juntamos veinte personas: Cuatro matrimoníos, un divorciado, una viuda y todos sus niñosss, una maravillosa pesadilla. Los niños corriendo por la casa, los hombres ocupándose de la chimenea o las bebidas y las mujeres preparando las comidas. Unas Navidades inolvidables por muchas circunstancias Todos en crisis laboral, pero con mucha alegría por compartir tan maravillosa compañía. Esos días, nos olvidamos del mundo y este año será mejor.


Detalle del aparador Como veréis, velas en todos los rincones.







Me encanta mi vajilla, es de loza. Bueno, en realidad no es una. Tengo la misma en varios colores: Beig, granate -como véis aquí- turquesa, malva y rosa. Las vendía en mi tienda; quise quedarme con una y como no me decidía por ninguna, me gustaban todas, me quedé con todas -ventajas de tener tienda-. Ello me permite hacer unos juegos de mesa preciosos. Y pensar que tengo la de Limoge gurdada... pa matarme, jeje.


Detalle del mantel  que voy a poner. Lo confeccioné para la boda de mi amiga Marina y como no tiene precio -bueno, sí lo tiene, pero os asustaría-, pues para mal venderlo, me lo quedo y lo disfruto. A saber cuándo me animo a hacer otro. Bueno, si me encargáis un evento, igual me animo.


Santa Claus forma parte de la familia. Hace años lo compré para un escaparate -al igual que otras decoraciones- y aunque me lo quisieron comprar en muchas ocasiones, nunca me quise desprender de él. Mide casi un metro, está hecho a mano. Las ropas son exquisitas y... me encanta tocarle la barba.



Como no podía ser menos, la casa estará llena de ángeles para que nos deparen un buen futuro.
Es nuestro deseo, el de toda mi familia, que todas las gentes de buena voluntad tengan en su vida lo mínimo e indispensable para ser felices y vivir dignamente.
No tengo la certeza de que los ángeles obren milagros, pero los míos estan hechos con tanto amor que seguro les podemos pedir algún que otro deseo.

Deseo que:
Desaparezca el hambre en el mundo
 La humanidad recobre el conocimiento y carezca de egoísmo
Las enfermedades formen parte del pasado porque hemos encontrado la solución cientifica que las erradique
Nadie carezca de un trabajo digno
La igualdad entre las personas sea real
QUE... Para no alargarlo y ponerme empalagosa, seamos breves y prácticos:
Salud, Dinero y Amor


¡Feliz Navidad amigos!

1 comentario:

  1. Me encanta tu casa y me fascinan como a tí los ANGELES así que me he hecho seguidora tuya.
    Un abrazo y feliz 2012.
    Soy Mamá Ratona del blog
    http://latiendademamaratona.blogspot.com

    ResponderEliminar