23 ene. 2012

EVENTO DUNE




 Más vale tarde que nunca, ¿o es una justificación? Lo cierto es que hasta hace poco no he reunido todas la imágenes para poder mostrarlas. Hoy, aunque ha pasado un año, os quiero mostrar el evento que organizamos para la firma Dune en el certamen de Feria Valencia "Cevisama".
Dune estuvo presente en feria con el stand que a continuación podréis ver, pero no quiso el cliente quedar ahí, sin más, como una exposición más de las presentes en el certámen. Por lo que se le encargó a mís colegas  Sento Cerveró y Ángel Romero que organizasen una fiesta de bienvenida a sus mejores clientes, venidos estos de todas las regiones de España y del extranjero. Una fiesta en la que se intentó sorprender al visitante. Seguidamente, os muestro una selección de los momentos que les hicimos pasar, tanto de confusión, como de sorpresa.


Eslogan del evento

Impresionate la cerámica esmaltada en oro que marcó el glamour de tan reconocida firma.
No soy muy amante de las cerámicas, siempre tiendo en mis proyectos a huir de los alicatados, pero cuando estuve en la exposición, en la  fábrica de Dune, tuve que rendirme ante ellos. No lo digo por quedar bien (podría haberlo omitido). Aprovecho para reinvindicar la innovación que por fín ya se está haciendo en este sector; en la vanguardia del diseño tenemos a esta empresa de Castellón, lo que nos permite a los arquitectos e interioristas grandes posibilidades en nuestros proyectos. Si tenéis ocasión, visitad alguna de sus exposiciones, no quedaréis defraudados.

Imagen del stand de feria

Me hubiese gustado mostraros la maqueta que se realizó para el cliente como anteproyecto; lamentablemente, no me han llegado las fotos, pero ya haré un post en otra ocasión para mostraros todo el trabajo que lleva desarrollar un proyecto de esta emvergadura.

Detalles de la exposición: Stand DUNE

 Cada vez que pienso en el trabajo que me dieron  los pajaritos, me dan ganas de echar a volar, casi más que el propio estand, jeje.

El evento consta de varias partes:
1- Recepción de los clientes en el stand, donde se les invita a asistir a una fiesta sorpresa.
2- Unos maniquíes les señalan la dirección que deben tomar en todo momento: "sigan las instrucciones"
3- Varios autobuses esperan en la puerta de feria para trasladar a los visitantes. Doscientas personas no saben a dónde van. Salvo alguna excepción, no se conocen entre si.




4- Primera parada: Los pasajeros son depositados, casi literalmente, en medio de la huerta de Valencia, en un descampado oscuro y deshabitado. Noche cerrada; al bajar del bus, se les obsequia con unas linternas fluorescentes, y después del desconcierto, se empiezan a reir como niños con su linterna a modo de piruleta, jeje. Una gozada observarlos escondidos entre los matorrales.
5- Una iluminación led estratégicamente situada  se va encendiendo y les indica un camino a seguir. Un maniquí subido a un podium les da la bienvenida. Llegan a una plaza formada por dos casas y una nave industrial perdidas en medio del campo. Se encienden algunos puntos de iluminación mientras se proyecta en la fachada el eslogan del evento. Silencio total. En medio del silencio, la oscuridad y el desconcierto, aparece un grupo de percursión que estaba camuflado entre los árboles. El sonar de los tambores se oye en la noche más que una masclétá de fallas en la fiesta de San José. Personalmente, el mejor momento de la noche. Los clientes pasaron del desconcierto más absoluto a la sorpresa y las risas.
Hace un frio de mil demonios, y allí mismo a los sorprendidos visitantes se les obsequia con un caldo caliente.







6- Pasados quince minutos más o menos y una vez terminada la actuación del grupo de percusionistas Leco Bahía, y con el cuerpo templado con el caldito y el baile, se les indica que vuelvan a subir a los autobuses. Los desplazamos al centro de Valencia, a un restaurent sala de fiestas exquisito: Wandu Palas, en donde se les ofrece una cena coktel y un "sírvase usted mismo" en donde cada cual se hace sus brochetas a modo de fondue, pero a la brasa de la llama de unos braseros especiales. Allí se disfrutó de lo lindo. Así mismo se les ofreció una espectacular actuación musical años cincuenta: Cristias Blasco Jazz Band. El broche final lo dió nuevamente el grupo de percusión brasileño que caldeó la fiesta y dejo un buen sabor de cuerpo. 


 En la sala se preparó un espacio para el fotocool. Me parece que no quedó nadie por posar. No obstante, no he querido mostraros sus imágenes sin el consentimiento de los protagonistas. Ve y busca en qué lugar del planeta andan.



 No tengo por costumbre mostrar imágenes mías, pero en honor a mi amiga y colaboradora de mi equipo de interiorismo, he hecho una excepción. No están todos los que son, ni son todos los que están, como se suele decir, así que para muestra un botón.
Espero que os haya gustado esta entrada. A mi me queda el recuerdo de haber trabajado mucho, de haberlo hecho en equipo  y la satisfacción de saber que el cliente, Dune, quedó contento con nuestro trabajo.

Miembros del equipo de proyecto:
Sento Cerveró y Ángel Romero: Dirección creativa
Pepe Murdaga: Producción evento
Samuel Domingo: Fotografía
Pilar Tomás: Dirección proyecto de interiorismo y atrezzo
Tamara Paredes y Amparo Ciscar: Ayudantes de atrezzo

Hasta la próxima entrada, espero no se prolongue mucho. Si me queréis encontrar, suelo estar en el otro blog: www.unamoscaenmiescaparate.blogspot.com

2 comentarios:

  1. ¡Precioso evento!(excepto el frío, parece ser). Y los pajaritos monísimos. Me encantaría que enseñaras la maqueta de este proyecto cuando tengas las imágenes. Un trabajo de esta envergadura tiene que ser muy complejo, sí...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mis Corazones. Me alegro que te guste. Efectivamente, un trabajo de gran responsabilidad. No he comentado en el post que lo repetimos dos días seguidos y fue agotador pero valió la pena. Trabajar en equipo es importante y se llega a más objetivos. Un abrazo.

    ResponderEliminar