6 sept. 2011

TU ÁNGEL DE LA GUARDA




¿Os gustaría tener un  ángel de la guarda personalizado?
Si tienes un tejido guardado porque representa un recuerdo importante: Una vieja sabana, una servilleta con puntillas, un cojín en desuso como tal, una prenda cuya tela te gusta pero ya no te pondrás, un tapete de ganchillo, una cortina pasada de moda con un estampado que te agrada...

Os voy a dar una pista. Cuando mis hijas eran pequeñas, su abuela les tejió unos abriguitos de lana. Ha pasado mucho tiempo, las niñas han crecido y los abrigos ocupan mucho sitio. No quiero desprenderme de ellos pues mi madre ya no está pero no quiero que el recuerdo se pierda. Por lo que pensé: vestiré un ángel para cada niña con los viejos abrigos de la abuela. De éste modo, el recuerdo está siempre presenta en la cabecera de las camas de mis hijas, y éstas, espero que se lo pasen a sus hijos en recuerdo de su abuela Pilar






"Ángel pobre"

Traje realizado con una vieja colcha de seda que desteñí. Las sayas están hechas con una sabana muy estropeada herencia de familia. Botones de nácar también antiguos.
Os he puesto éste ejemplo porque es uno de mis preferidos.

Mandadme retales y personalizaré vuestro ángel para que forme parte de vuestras vidas.
En breve os mostraré el catálogo de figuritas para que podáis elegir la que más os guste guste. No obstante, tened en cuenta que los tejidos son los que deciden qué figura es la apropiada.

1 comentario:

  1. Yo es que a los ángeles de la guardia como que les tengo cierto respeto, pero la figura es hermosa.

    ResponderEliminar